Algunos datos sobre la higiene íntima

 

higiene niña

A quienes tenemos hijas, siempre nos preocupa el tema de la higiene íntima porque una mala limpieza les puede ocasionar una infección vaginal, urinaria u hongos.

En una charla sobre este tema, la ginecóloga Ana María Sotelo, asesora científica de Protex Íntimo, nos dio algunos datos y recomendaciones súper importantes que les quiero compartir, además de otros datos para el cuidado íntimo nuestro y de nuestras hijas.

  1. La zona íntima de la mujer tiene, de forma natural, un pH ácido propio de la flora bacteriana compuesta principalmente por “bacilos de Doderlein”. Son una especie de “bacterias buenas”, que evitan la proliferación de hongos y otras bacterias causantes de infecciones.
  2. Por esta razón, cuando los productos que usamos para la higiene de esa zona tienen un pH alcalino o neutro, causan desbalances. Esos productos deben tener, necesariamente, un pH ácido. 
  3.  Se debe usar ropa interior de algodón y cómoda, el hilo dental debe ser ocasional y por periodos cortos.
  4. Los vellos púbicos tienen un propósito: ser una barrera contra los gérmenes, bacterias y hongos. La depilación total no es higiénica, lo recomendable es solo depilar la zona del bikini.
  5. El uso de toallas higiénicas y tampones no debe ser por tiempo prolongado, debemos reemplazarlos como máximo, cada cuatro horas.
  6. El semen tiene un pH alcalino, por eso es recomendable, después de tener relaciones sexuales, lavarse la zona íntima con un producto especial y, así, evitar irritaciones o picazón.
  7. El estrés, ciclo menstrual, embarazo o actividad sexual pueden desequilibrar el pH de la vagina y provocar la aparición de flujo, mal olor, picazón o infecciones. En esos casos, lo mejor es ir a la ginecóloga para una evaluación.
  8. En el caso de las niñas, lo primero es enseñarles a limpiarse correctamente cuando van al baño. Así se trate de orina o heces, deben limpiarse de adelante hacia atrás. Siempre. Esto es fundamental.
  9. Las niñas entre 2 y 9 años no deben tener secreciones vaginales de ningún tipo. La presencia de cualquier flujo, amarillo o verdoso, de mal olor, indica la presencia de infección. En esos casos, hay que llevarla una ginecóloga pediátrica para que le haga un diagnóstico y dé tratamiento.

  10. Las niñas pueden usar un producto de higiene íntima a partir de la primera menstruación/pubertad, porque es cuando empiezan a secretar hormonas femeninas y comienzan a presentarse los bacilos de Doderlein que mencionamos líneas arriba. Antes de esta etapa, se pueden utilizar jabones para bebé.

Creo que es muy importante que nosotras, como mamás, estemos informadas acerca del cuidado íntimo para poder enseñarles adecuadamente a nuestras hijas y prevenir cualquier malestar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WordPress spam Bloqueado por CleanTalk.