Mamá ¿cómo nacen los bebés?

hermanos

 

Nunca olvidaré la primera vez que Ania me preguntó cómo nacen los bebés. Estábamos Joaquín, ella y yo sentados en un micro con regular cantidad de personas. Ella tenía alrededor de 3 años y lanzó la pregunta a voz en cuello. Sentí que el micro entero me clavó la mirada, junto con los ojazos de mi hijo mayor.

“Bueno hijita, papá tiene una semillita que se junta con la semillita de mamá para formar al bebé. Así, con mucho amor, nacieron primero tu hermano y luego tú”, les susurré para luego seguir jugando a mirar los carteles del camino.

Tengo la plena convicción de que a los niños debemos hablarles claramente sobre sexualidad, pero de acuerdo a su edad. Empezando por llamar a las cosas por su nombre: pene, vagina, testículos, útero, senos, etc., nada de cosita, flor, bolas, bochas o pajarito -o como a veces dice mi mamá “allá abajo”-.

Ellos saben más y comprenden mejor de lo que creemos, y en la actualidad están expuestos a mucha más información a edades más tempranas, por eso creo que es mejor si somos nosotros su fuente. Estos temas -entre otros tantos- van a llegar a ellos de alguna manera (internet, televisión, paneles en la calle, amigos). Como cuando Joaquín tenía más o menos 7 años y leyó la palabra sexo en un afiche y me dijo: “mami, ¿por qué ponen esa mala palabra en ese cartel?”, “¿cuál mala palabra?”, indagué. “Esa que se escribe S-E-X-O”, me dijo al oído. Tuvimos una larga charla acerca de qué significaba sexo y de dónde había sacado que era una mala palabra.

Por eso cuando Ania me preguntó, ya no me agarró tan desprevenida -salvo por el lugar y la voz en cuello-. Desprevenida me agarró Joaquín cuando antes de los 8 quería saber exactamente cómo le daba la semilla papá a mamá. Cuando le pregunté cómo creía él, me dijo con ademanes y mucha naturalidad, que el papá se sacaba la semillita de los testículos por el pene, se la daba a la mamá, ella se la comía y en la panza se juntaban y formaban al bebé. Hice un gran esfuerzo para no reír con su ternura.

Siendo sinceros, no fue tan fácil para mí responder con exactitud y claridad a esa pregunta. Y creo que allí radica el meollo del asunto: el “roche”, la vergüenza que a veces sentimos los padres por el hecho de no saber a ciencia cierta qué debemos decirles, cuándo decirles, a qué edad, entre otros cuestionamientos.

“El pene se introduce en la vagina para dejar el espermatozoide -la semillita de papá- que viaja hasta el útero donde está el óvulo -la semillita de mamá-, allí se juntan para formar al bebé”, respondí con un esfuerzo consciente por conservar la naturalidad durante toda la conversación. Al final me preguntó si su papá y yo habíamos hecho eso, y luego del “qué asco” respectivo, concluyó en que lo habíamos hecho dos veces porque teníamos dos hijos. Ay, cuando se entere .

Luego de esa conversación, hemos tenido otras más con él acerca de las relaciones sexuales/sexo, también sobre la menstruación, embarazo, aborto, drogas, alcohol, pornografía, homosexualidad e, incluso, de la violencia sexual. Con Ania solo algunos de esos temas porque es más pequeña.

Aprovecha el contexto
Eso ha sido vital para nosotros. Cuando hay una pregunta de por medio, una noticia, un cartel, un programa de televisión, las cosas han fluido mucho mejor. Como cuando escuchamos en la radio sobre la marcha “Déjala Decidir” y Joaquín preguntó de qué se trataba. O cuando íbamos por la carretera y vimos un accidente de tránsito y hablamos sobre el peligro de manejar en estado de ebriedad. Son oportunidades que podemos aprovechar para tocar temas un tanto más complejos -sea de manera sencilla o profunda- y transmitirles nuestros valores y principios.

Quiero recomendarles un libro muy bueno, que de repente les puede servir para no solo saber qué decir, cómo y cuándo decirlo, sino para comprender la importancia de que sean los padres quienes hablen de estos temas con sus hijos. “Habla claro con tus hijos sobre el sexo”, de Josh y Dottie McDowell, la editorial es Unilit y también lo encuentras en Amazon.

Habla de sexo con tus hijos

Y ustedes, ¿ya hablaron de sexo con sus hijos? ¿Cómo les fue? ¿Se les hizo fácil? ¿Cómo reaccionaron ellos? Espero que puedan compartir sus experiencias .

Este artículo lo publiqué el 10 de mayo de 2017 en la web de Mamás Blogueras Peruanas. Lo pueden encontrar aquí http://www.mamasbloguerasperuanas.com/2017/05/mama-como-nacen-los-bebes.html

Comenta