¿Lonchera escolar o dinero para comprar en la cafetería?



Escribe: Dr. Arnaldo Hurtado – Nutriólogo

Casi siempre, cuando se habla de loncheras escolares saludables, usualmente se refieren a niños pequeños sobre todo en edad preescolar. Pero en el caso de los niños más grandes, ¿las loncheras serían distintas? ¿Las recomendaciones varían?

Un niño, chico o grande, debe comer cada 3 horas sin importar la edad que tenga, por esta razón la lonchera escolar es de vital importancia. No se trata solo de darles dinero para que se compren algo dado que ya son más grandes, sino de educarlos y guiarlos, sobre todo si no son muy activos.

Debemos minimizar productos llenos de azúcar, sobre todo líquidos como energizantes, bebidas rehidratantes, gaseosas, jugos procesados, entre otros. Y debemos fomentar el consumo de agua y de cosas hechas en casa con la cantidad de azúcar justa.

Ahora que está haciendo un poco más de calor, hay que hacer énfasis en el líquido. Muchos de los adolescentes ni siquiera quieren llevar una lonchera porque les da roche. Una solución sería un tapper pequeño que no ocupe volumen o una bolsa tipo Ziploc con cierre. Un sándwich -de preferencia integral (porque la fibra aporta energía)- con jamón, queso, palta, huevo o similar. Una fruta de estación cualquiera. Quizás un yogurt o una galleta que no tenga relleno (el relleno habitualmente es manteca y contiene mayormente grasas trans, las cuales no son saludables).

Debemos mostrarles a nuestros hijos que los dulces y la comida chatarra, al margen de las calorías, no son saludables y debemos evitar incluirlos dentro de nuestros hábitos de vida diarios, y la lonchera escolar lo es. Incluir un dulce sólido y una bebida rica en azúcar, reforzará un estilo de vida poco saludable.

Lo importante es que deben llevar lonchera desde casa y no 5 soles para comprar algo en el kiosko, porque lo más probable es que no compren algo nutritivo.  Barritas de cereales, cereal mismo en forma de hojuelas, barritas de quinua, kiwicha, maní, almendras o similares son también buenas opciones. Si llegará tarde a almorzar, la lonchera debe ser reforzada con una buena fuente de proteínas de alto valor biológico como pollo, carne, huevo o lácteos, además de la fruta o el yogurt y el agua.

LA BASE DE TODO: EL DESAYUNO
Al despertar, nuestros hijos vienen de un ayuno prolongado y deben recibir energía de buena calidad, por ello, es fundamental un buen desayuno que los nutra y sostenga durante la mañana, eso favorecerá el aprendizaje y el buen rendimiento escolar. Y tampoco olvidar que debemos promover que tengan actividad física constante, para que sean aún más saludables.

El Dr. Arnaldo Hurtado es especialista en nutrición clínica, consultor de nutrición para medios tradicionales, speaker en conferencias médicas a nivel nacional e internacional, asesor nutricional para diversas empresas. Estudió Medicina en la Universidad Autónoma de Guadalajara en México y posteriormente hizo estudios de Post Grado en Nutrición Clínica y Manejo del Sobrepeso en la Universidad de Harvard. Es miembro de diversas comunidades médicas relacionadas al campo de la nutrición como la American Society for Parenteral and Enteral Nutrition (ASPEN), entre otras. En Lima, dirige el Centro Nutritional Media.

Fuente foto: http://www.alertanutricional.org/kioscos-escolares-saludables-solicitud.html

Comenta