Otra mirada a la inseguridad en el auto: Las peleas entre hermanos

Al pensar en niños y auto, automáticamente vienen a mi mente: asiento para niños y cinturón de seguridad. Y es que de verdad son indispensables para poder ir con los chikis de manera segura. Pero hay algo que a veces no tomamos en cuenta y es muy importante de considerar: La peleas entre hermanos.

“Arrímate, estás ocupando mi espacio!”, “Saca tu pie y ponlo más allá ¡Me apretas!”, “Mamá!!!!!! Me ha jalado el pelo y me ha pellizcado!!!” “¡Yo no le he hecho nada, es una mentirosa!!!”, “Buaaaa!!!”.
Estas son solo algunas de las cosas que mis hijos se dicen entre sí. 
¿Estrés? Totalmente.
Los gritos y las peleas entre mis hijos mientras manejo son un motivo de mucho estrés. Tengo miedo de no estar concentrada en el tráfico y sufrir un accidente o de que se saquen la mugre entre ellos y no poder hacer mucho o de ser injusta en el llamado de atención.
Cuántas veces he pegado unos gritos de ultratumba (al estilo Percy) para que se calmen o he tenido que bajar el retrovisor para ver qué están haciendo. De verdad que la capacidad multitask de las mujeres se eleva a la máxima potencia.
Mi esposo, en cambio, se abstrae y se concentra en manejar. Pocas veces interviene y cuando lo hace -por lo general cuando su paciencia llegó al límite- se estaciona para llamarles la atención mirándolos a los ojos. A veces yo hago eso también, pero mi capacidad de abstraerme de sus broncas no está tan desarrollada. 
CUESTIÓN DE ESTRATEGIAS

Después de estar al volante casi 5 años y lidiar con las peleas de mis hijos por lo menos 2, he desarrollado algunas estrategias que he ido implementando con bastante éxito. Aquí les comparto algunas y si tienen otras, por favor, colóquenlas en los comentarios para que todos nos podamos ayudar entre todos.
1. ANTICÍPATE
En al auto no hay opción a mandarlos a cada uno a su cuarto, así que anticiparse ayuda un montón. 
Marcar territorios
Por ejemplo, decirles algo así: “este lado es para ti y este otro para ti, el centro es mío, así que ninguno pone mano o pie allí porque se las verá conmigo. Si deciden compartir el centro de buena manera, se los presto, si pelean, me lo devuelven”. No siempre funciona pero te da argumento para cuando discutan por el espacio.
Juegos
Otra cosa que me funciona es jugar con ellos. No soy partidaria de darles la tablet o el celular porque me da miedo que les rompan la luna para robarles y porque se pueden marear (sobre todo con el celu). Pero lo que sí hacemos es jugar a contar autos (cada uno escoge un color), leer carteles (ese lo juego con Joaquín), ritmo a go go (lo recuerdan?), decir marcas de carros (ese también es con Joaquín) o lo que se nos ocurra que podamos jugar en el auto. Todo vale.
Cantar
Cantamos los tres a voz en cuello, canciones de Disney o de cualquiera que les guste. Nos relaja y divierte un montón.
Mantenerlos entretenidos es la clave para ni siquiera darles la oportunidad de pelear.
Pero a veces, hacer las de payaso no fue suficiente o no se te dio a tiempo y la discusión es inevitable.
QUE SE QUEDE EN AMAGO
Es más fácil apagar un incendio cuando recién empieza. Lo mismo ocurre con las discusiones. Si tus chuki.. digo chikis empiezan a discutir y ves venir una pelea, resuélvelo inmediatamente. No pongas a prueba tu paciencia porque cuando rebalsa, fácilmente puedes desconcentrarte del volante y del tráfico y, así sea un segundo, es muy peligroso.
ESTACIÓNATE
Si la bronca y los llantos se salieron de control, lo mejor es detener el auto. Estaciónate y asegúrate de resolver la causa de la pelea.
ACONDICIONA TU AUTO
Esta es una de las últimas cosas que hemos implementado a raíz de un incidente entre mis enanos. De un tiempo a esta parte Ania se andaba quejando de que Joaquín la pellizcaba cuando quería que regrese su pie a la silla donde va sentada para que él colocara su mano en ese lugar. Este bandido lo negaba siempre y nos acusaba de no creerle. Ya no sabíamos a quién de los dos creer. 
Hasta que colocamos un espejo adicional en el retrovisor. 

Como la cabecita es súper flexible, la puedes colocar en cualquier dirección y ángulo, incluso puedes verlos claramente desde el asiento de copiloto. Y cuando ya no lo necesitas, lo levantas hacia atrás.
Gracias al “espejito, espejito”, ampayé a Joaquín pellizcando solapadamente el pie de su hermana. Menuda reprimenda se llevó, sobre todo por mentir.
Otra cosa que hemos colado es un tapasol para Ania, porque todo el tiempo nos decía: “Mamá, apaga el sol por favor!”. Era muy chistoso escucharla, pero a veces se iba hasta las lágrimas.
Colocar implementos que nos ayuden a manejar tranquilos siempre es una inversión. Tengo algunas cosas en mente que voy a comprar, cuando las tenga, les cuento, de repente les sirve. 
SORTEO
Gracias a la tienda de cosas para bebés Nuá, les tengo de regalo un espejo de seguridad de la marca Munchkin, igual al que hemos puesto nosotros.
Para participar:
  1. Deja un comentario en este post.
  2. Compártelo en tu muro.
  3. Mándame un inbox indicando que estás participando. 
Puedes participar hasta el viernes 13 de marzo al mediodía. Anuncio a la ganadora el mismo viernes en la tarde.
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *