La limpieza de los dientes en niños menores de 2 años

¿Cuándo se debe empezar con el cuidado de los dientes en los niños?
Tan pronto como sea posible. Es común que los padres empiecen a preocuparse por la higiene bucal recién cuando el bebé deja la lactancia y empieza a comer las primeras compotas y papillas. Pero cuando son bebés, alguno de los padres puede pasar una gasa humedecida con agua hervida o con agua oxigenada por su paladar y encías, para eliminar los restos de leche y acostumbrarlo.

Cuando empiezan a brotar los primeros dientes, debemos prestar especial atención a la dieta del bebé de ahí en adelante, porque el tipo de comida que consuma, puede afectar seriamente su salud oral. Está comprobado que existe una relación directa entre el consumo de bebidas y alimentos con gran contenido de azúcar, y la mala salud oral. El azúcar es el primer factor de riesgo para la formación de caries.

¿Cómo y cuándo debemos cepillar los primeros dientes?
Por lo menos, dos veces al día. Conviene adquirir como rutina y hábito, cepillar los dientes antes de ir a dormir y después de desayunar. Los padres pueden emplear recursos lúdicos para enseñar a sus hijos a cepillarse, sobre todo, a partir de los dos años, que es cuando ya tienen la mayoría de sus dientes. Se puede usar un cepillo con la imagen de su personaje favorito, con luces o colores brillantes. También es importante enseñarles la técnica manualmente, así ejercitarán sus habilidades motoras.

Es importante que el niño no sienta que cepillarse los dientes es un castigo, ni crea que el dentista es una persona que le va a generar dolor, por el contrario, se debe enfatizar la importancia de la limpieza de los dientes para la salud.

Hay que tener cuidado con los productos que se utilizan para los niños. Las pastas dentales para niños son diferentes que las de los adultos, varía la concentración de flúor. Es importante señalar que el flúor no debe ser ingerido pues hace daño, por eso las pastas pediátricas contienen una cantidad menor. Aún así, se debe supervisar al niño.

¿Cuándo debo llevarlo al dentista?
La recomendación general es que la primera visita al dentista sea después de la erupción de los primeros dientes de leche, a los 6 meses aproximadamente. Si no, a más tardar, cuando los dientes de leche hayan brotado en su totalidad, alrededor de los 2 años.

En esa primera cita, se le realizará una fluorización y limpieza profiláctica, se orientará a los padres para que puedan mantener la salud de oral de su pequeño, se demostrarán las técnicas de cepillado y el niño se familiarizará con su dentista y el ambiente odontológico.

También es posible hacer un riesgo de caries y prevenir factores que hagan peligrar su salud oral. Esos factores serán monitoreados en las siguientes visitas –por lo menos, una vez al año- para garantizar el cuidado profesional de la salud del niño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *