La primera fiesta de cumple de mi princesita

Hace casi 2 semanas celebramos el cumple #4 de Ania. Es la primera vez que le hacemos una fiesta, los otros años solo han sido reuniones pequeñas.

Si se preguntan por qué lo decidimos así, es por la experiencia que tuvimos con Joaquín.

Como la mayoría de padres primerizos, queríamos celebrar el primer añito del príncipe de la casa (o como dice un amigo, el jefe de la casa…jaja). Hicimos una fiesta con bastantes invitados, los papás de una amiga nos prestaron su casa; otra amiga, que en ese tiempo trabajaba en los cumples de Burger King, animó los juegos y bailes; disfrazamos a 2 amigos de Pablo y Uniqua, porque los Backyardigans era su programa favorito; mi mamá le regaló la torta, mi suegra hizo la chicha y la mazamorra, y nosotros nos encargamos de todo lo demás.

Que chiquitín más apachurrable!
Gracias Erickita!

Salió todo lindo, pero el festejado se la pasó en brazos, observando todo, porque aun no caminaba solo y había mucha gente.
Muy observador mi chiquito.

Creo que en el fondo, lo que queríamos era compartir con nuestra familia y amigos todo el amor y felicidad que sentíamos.

El segundo año fue una reunión más pequeña y el susodicho, se quedó dormido mientras esperábamos para cantarle. Al final, lo tuvimos que despertar porque todos querían irse, y -como suponíamos- estaba de mal humor.

Seco mientras todos esperábamos en la sala.

No quería saber nada con nadie.

El tercer y cuarto año si la pasó más contento y con más expectativa, pero aún le hicimos algo en casa. El quinto se lo hicimos en el colegio. Los #6 y 7 fueron algo pequeño. Recién el año pasado, celebramos su cumple #8 con un fiesta. Se divirtió un montón y estuvo muy feliz. Aquí pueden leer un poco más al respecto.

Al día siguiente que terminó la fiesta de Joaqui, Ania me preguntó: “¿Mañana es mi fiesta?”. Y a partir de ahí y durante casi 2 meses, jugaba con sus muñecas a que era su cumpleaños. Era imposible no celebrarle con una fiestita.

Gracias a Jimena, tenemos unas fotos lindas para el recuerdo.

Jugando con papá.

Lindos!
La princesa Ania… una reverencia por favor 🙂

Gracias Shessi y Sandri por ayudarme con la deco, lo máximo!

Comenta