A prueba de niños

Nunca he sido una maniática de la seguridad ni mucho menos. Pero sí creo que de acuerdo a las características de nuestra casa o departamento, la personalidad de nuestros hijos, nuestras rutinas diarias, entre otras cosas, debemos tomar medidas para mantener seguros a nuestros pequeñines.

Cuando mis chiquis eran más chiquis, puse tapones a los tomacorrientes y topes a las puertas para que no se les cierren en los dedos; como siempre los sorprendía saltando en la cama, también coloqué una malla en la ventana del cuarto donde ellos dormían (ahora están en cuartos separados, lee aquí el por qué).

Quité los adornos porque me aburría estar diciendo no a cada rato. Las medicinas están en un lugar fuera de su alcance y los productos de limpieza dentro de una alacena cerrada. También puse un seguro adicional a la puerta de la calle para que no la estén abriendo y cerrando todo el tiempo.

Buscando información gráfica sobre este tema, encontré una infografía bastante ilustrativa pero en inglés, así que la edité -en la medida de lo posible-. Espero que sea útil y puedan tomar lo que se aplique a sus casas o departamentos. Dale clic a la guía que está debajo para que la puedas ver en tamaño más grande y revisar los detalles.

Si quieren más información, la pueden encontrar aquí: www.parents.com/baby/safety/babyproofing o en www.onestepahead.com

2 comments
  1. Si, Luis, prevenir es la voz 🙂

  2. Que información tan valiosa! Es necesario prevenir antes de lamentar.

Comenta