¡Que viva la escolaridad!

Esta última semana he estado leyendo los posts en el facebook de algunas amigas acerca de lo tristes que están porque sus hijos están empezando el nido o el colegio, porque ven que están creciendo, empezando nuevas etapas y les da pena. Si bueno, al pensar en el hecho de que crecen y dejan de necesitarte tanto da un poco de nostalgia, pero la verdad, debo confesar que el inicio de clases me pone… feliz!

Jaja… no sé si seré le única, no lo creo, pero me recarga de energías saber que voy a tener de 8 de la mañana hasta las 2 de la tarde… para ocuparme de mis cosas. No quiero sonar egoísta o que no amo a mis hijos, porque los amo profundamente y me dedico a ellos la mayor parte de mi tiempo, con mucha paciencia y esfuerzo.


Pero seamos sinceras, las mamás 24×7 también necesitamos un time out. Necesitamos oxigenarnos, que nuestra mente se ocupe en otras cosas. Eso, al final, repercute positivamente en la crianza, porque colabora para liberar el estrés.


Cuando son bebés, tenemos que atenderlos a cada momento y cuando duermen “aprovechamos” y nos volvemos pulpo (con o sin ayuda en casa, hay miles de cosas que atender que por los chicos no podemos). Cuando empiezan a crecer hay que enseñarles a dejar el pañal, a comer de todo y solos, corregir pataletas, enseñarles a manejar sus emociones para que no peguen o muerdan, enseñarles a compartir.
Cuando crecen más, enseñarles que no deben mentir ni esconder lo que han hecho, lidiar con la desobediencia y la rebeldía, con el desafío a la autoridad; verte en la necesidad de elaborar tus propios argumentos del por qué le pides las cosas, a veces cada cosa. Y la lista continúa con un laaargo etcétera. Es una responsabilidad que nunca se acaba. Nunca!

Ese tiempo en el nido o el colegio nos da el respiro anhelado. Ese no tener que estar siempre pendiente de otro, eso de que no te necesiten por unas cuantas horas. Para luego… empezar a extrañarlos. ¿Contradictorio, raro, loco? Si bueno, un poco de todo, caóticamente lindo como dicen algunos.

¡Que viva la escolaridad!
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *