Mi rollo con la moda

Ayer asistí a un desfile de ropa de bebés y niños de EPK, donde los hijitos de mis colegas #mamasblogueras iban a participar. Fue una monada. La ropa, lindísima. Los peques, bellos, algunos abrumados por la atención y miradas que recibían. No podía dejar de pensar en mi pequeña Ania y si hubiera podido sobrellevar el momento.

Pero en lo que más pensaba, en realidad, es en mi rollo con la moda. Nunca he sido muy dada a vestirme a la moda, siempre he priorizado la comodidad. Polo, jean, zapatillas, cara lavada. A lo mucho, en el día a día, delineador de ojos (para disimular las ojeras) y crema para peinar (para domar la leona cabellera). Cuando he tenido algún evento, asunto del trabajo o salida formal, ahí si -ni modo- había que arreglarse. Pero en líneas generales, no le he dado mucha importancia.

Mi esposo es más o menos como yo, en ese aspecto, y Joaquín también prefiere la comodidad, polos sin etiquetas, crocs si es posible, shorts, buzo o un jean. Pero con Ania es otra historia. Ella es una princesa a la que le encanta la brillantina (como le dice ella), el tul, los vestidos, las lentejuelas, el rosado, el morado, los anillos, el labial, las ballerinas y las pantys.

Cuando le compramos o le regalan ropa, se emociona, quiere probárselo todo. Una vez la encontré escondida, pintándose las uñas de los pies con indeleble rojo. No les puedo contar cuánto demoré en sacarle el plumón de los pies, porque no me acuerdo. Una vez la llevé a la pelu para hacernos la manicure las dos juntas, se quedó inmóvil mientras le pintaban y siguió todas las indicaciones. Ella es una lady.

Ayer también cumplí 34 años. Y me quedé pensando en que sí, sí me gustaría ser un poco más prolija al vestirme, arreglarme un poco más en el día a día, así como Ania. Cuando me plancho el pelo, mi Joaquín me mira con ojitos de carnero degollado. Como si fuera la mujer más hermosa sobre la tierra. Quiero esa mirada un poco más seguido.

Su regalo me sacó varias lágrimas 🙂

Traducción:

A mi siempre me ayudas
Nunca te voy a olvidar
De tus preciosos ojos de esmeralda
Reiremos juntos por siempre
Eres todo para mí
Amaré siempre nuestra relación

Comenta